octubre 04, 2013

Mi vida con... Dragon Ball (Parte I)

Saludos mis fieles lectores... ¿A quién engaño? Ya no debe quedar ni uno solo. Este artículo lo escribí para mis contactos en Facebook, ya que muchos de ellos me han pedido mi opinión sobre la película "Dragon Ball Z: La batalla de los Dioses". Pero no puedo decir nada al respecto sin antes mencionar el significado que esta serie tuvo para mí (por más cursi que se escuche eso).

El acercamiento




Yo, como la gran mayoría de los niños de mediados de los 90, era gran fanático de Los Caballeros del Zodiaco. Esta serie fue todo un hito para mí, porque por primera vez veía a los héroes derramar sangre y lograr derrotar a sus enemigos con mucho sufrimiento (y a veces haciendo grandes sacrificios), y por supuesto, el diseño de los personajes ayudaba mucho.

Luego vi que en el canal 5 anunciaban Dragon Ball; lo pasaban creo de lunes a viernes a las 15:30 hrs. He oído a mucha gente comentar que el concepto original era el mejor, así que muchos me odiaran al enterarse que a mi no me llamó la atención porque seguía buscando series de temática seria y ésta era muy cómica.

En fin, un día que no encontré nada bueno en la tele decidí sintonizar el canal 5, donde estaba Dragon Ball, entonces pensé: "¡Al demonio, vamos a reírnos un rato!". Para mí sorpresa ocurrió todo lo contrario.


Un personaje moría asesinado ante los ojos de su hijo, y el capítulo terminaba con Gokú corriendo furioso para enfrentarse con el culpable. ¡Increíble! No me pude resistir a ver el siguiente episodio, donde el protagonista... ¡fue derrotado! ¡WTF! 

A pesar de todo el pequeño Gokú sobrevivió, y comenzó a escalar una torre que se perdía en el cielo con la promesa de encontrar ahí a alguien que lo haría mas poderoso. Yo ya estaba muy metido en la trama, pero al día siguiente se transmitió la serie desde el principio, así que pensé: "¡Al demonio, veamos toda la serie desde el primer capítulo!"

 Vi todos los capítulos hasta donde me había quedado, hasta que finalmente llego una nueva tanda... ¡a las 17:00 hrs! Así es, había subido de categoría colocándose en un mejor horario. A partir de ahí no hubo marcha hacia atrás; cada vez se presentaban historias más interesantes y personajes con un diseño más elaborado. Y lo mejor, se notaba el paso del tiempo en los personajes, por lo que pudimos contemplar la boda de Gokú.

Esperé y esperé nuevos episodios, hasta que por fin llegaron, pero con una letra "Z" junto al nombre. No sé porqué, pero esa letra me pareció algo espectacular, algo así como la "X" que mencionan en el minuto 0:59 de este video :P


Parecía todo lo que me había gustado de la serie, pero a la máxima potencia, y así fue. Y vaya que en el canal 5 apostaban por ello porque se recorrió a las 20:00 hrs... ¡horario estelar! No solo eso, sino que se transmitirían dos episodios por día... bueno, más bien noche. 

2 comentarios:

Gabriel Cruz dijo...

Aun quedamos algunos seguidores chucho, mas de los que puede usted creer ;-)
No me di la oportunidad de ver esta saga, pero por lo que comentas se antoja harto interesante, no deje usted de contarnos más detalles :-D

Veronica Saucedo dijo...

Hola! Para las fechas que salio esa caricatura estaba yo en la etapa de dejar las caricaturas por las series aunque si alcanze a ver partes de esta caricatura y aunque no era de mis favoritas una de las cosas que me llamaba mas la atencion era precisamente que el tiempo si pasaba por los personajes. Eso era algo muy nuevo para esa epoca en la que la mayoria de las caricaturas se quedaban permanentemente en una epoca (en candy candy pasaba el tiempo pero era muy inconsistente)

P.S es my primera vez en tu blog y me parece interesante, cual es esa pagina de facebook que mencionas?