diciembre 12, 2009

Placeres culpables: La pelea de Rocky V

Rocky (1976) tomó por sorpresa al mundo del cine, sobre todo cuando obtuvo el máximo galardón en la entrega de los premios de la Academia. Sin embargo, pasó de ser una joyita independiente a una saga de acción con múltiples entregas. Se dice que la quinta parte fue la peor de todas, pero debo confesar que incluye una de las peleas que mas disfruto; porque dejando a un lado el argumento, las peleas y los entrenamientos previos a estas nunca decepcionaron.

Aunque Balboa ganó la pelea contra Ivan Drago, al iniciar la nueva entrega, nos enteramos que recibió un gran daño físico que le obligaría a dejar los cuadriláteros. Desafortunadamente, también pierde toda su fortuna (me parece que por culpa de su cuñado Paulie) y estando prohibida su principal fuente de ingresos, regresa al viejo barrio a vivir humildemente. Entre tantas contrariedades, aparece un joven llamado Tommy Gunn que pide ser el pupilo del Semental Italiano. Aunque al principio esta renuente, termina tratándolo como a un hijo (de hecho, desatiende a su verdadero hijo) enseñándole todo lo que sabe. Se imaginarán el golpe moral que recibió cuando Tommy se vuelve profesional y desconoce la participación del antiguo campeón en su carrera.

Tommy gana el campeonato mundial, pero la prensa se niega a aceptar su título si no vence a Rocky. Es por eso que regresa con su antiguo maestro a exigirle esta contienda, y, al calentarse los ánimos, terminan peleándose en la calle.





Lo sé, todo el contexto de la pelea es muy estúpido: se transmite por televisión, nadie los detiene, al final la policía solo arresta a Tommy... y muchos detalles más que seguramente leeré en los comentarios. Pero ¡demonios!, siempre se me ha hecho muy emocionante. Y creo que no soy el único con este placer culpable, pues de hecho esta pelea fue parodiada (entre muchos otros detalles de la saga) en un episodio de South Park, donde los chicos querían abandonar el Baseball, pero no se atrevían a hacerlo por miedo a decepcionar a sus padres, hasta que...



3 comentarios:

Javier dijo...

las peleas de rocky son todo un claaaaaaaaasico!

Gabriel Cruz dijo...

Bueno, en efecto la primer película de rocky es en una cinta de culto y todo un clásico, las siguientes tendrán sus bemoles, pero cumplen bien su función de entretenernos :D

emerz dijo...

por fin pude ver la ultima película de rocky y me pareció una historia buena, pero... la pelea fue pésima y el oponente "el campeón" era un tipo cualquiera, flácido y panzón, al menos le hubieran puesto a alguien que diera la pinta de ser un atleta.
Sé que se hubiera visto mal un tío de 60 años peleando contra un wey joven y acá todo mamado, pero bueno su historia se trataba de eso ¿no?

Saludos.